jueves, 8 de abril de 2010

Café negro... mi buen amigo.

Bebo café desde los 5 años. Recuerdo mi primer encuentro con el café. Estábamos en una reunión familiar y yo pedí un café. "¿Quieres un café?", me preguntaron con asombro, no recuerdo específicamente quién. Me sirvieron uno, supongo que por curiosidad. En ese momento el café y yo quedamos hermanados... y mis parientes sorprendidos.

Realizo mis actividades como dibujar, leer o chatear acompañado de un buen café negro. A veces le añado un poco de canela, lo que le da un toque especial. Lo he bebido frío, sin azúcar, con leche, descafeinado, etc. Mi novia dice que es droga. Yo creo que no hay que ser peyorativos con tan rica bebida. Sé que en exceso altera los nervios, daña el esmalte de los dientes y creo que impide la asimilación del calcio, pero vamos, un buen café caliente enriquece esos momentos en que uno se encuentra escribiendo, dibujando o leyendo, esas actividades en solitario tan amenas que si no se acompañan con un café negro, uno siente que algo les falta y no se disfrutan plenamente. Ya lo dijo Cicerón: "Los hombres sabios nos han enseñado que no sólo hay que elegir entre los males el menor, sino también sacar de ellos todo el bien que puedan contener".

También es buen compañero de meditaciones. Cuando me siento inquieto o disgustado por alguna cuestión, me preparo un café, me siento a la mesa solo y en silencio, y me dedico a reflexionar, abordando con calma mis asuntos.

Después de esta breve apología del café, uno pensaría soy adicto a él y justifico mi adicción. No hay tal. He pasado días, semanas sin beber una sola taza y no siento que me haga falta. Creo que mi afición al café obedece más a la sensación de poder que me otorga el levantar la taza y darle un sorbo, que a una necesidad fisiológica.

Luego realicé una encuesta nada seria para calcular el nivel de cafeína en mi organismo. El resultado es que mi nivel de cafeína es tan alto que estoy cerca de la muerte y alucino con el Poder Divino, lo cual significa que, de algún modo, beber café me acerca a Dios. Genial, ¿no?


The Caffeine Click Test - How Caffeinated Are You?
Created by OnePlusYou

4 comentarios:

  1. Si, cada uno tiene su concepción y experiencia sobre las cosas. Es curioso que hables sobre el café hoy, precísamente ayer tuve un encuentro con esa droga llamada café, jejejje.
    A mí, de entrada, el café me sienta como una patada en el trasero, pero recurro a él en momentos de necesidad. Ayer fue uno de esos días. Para despejarme, después de comer me preparé un café cortito con leche condensada (sin azúcar es imbebible). Al poco rato, sentía el "subidón" de la cafeína circulando por mis venas, parecía que me había "chutado" un Red Bull intravenoso. Me sentía llena de energía (que era justo lo que buscaba), mezclado con algo de ansiedad. Durante la jornada laboral ese efecto me fué genial, pero llegando a casa ya quería relajarme, pero...no podía! jejejje. Entonces fué cuando todo el desgaste por la sobrecarga surgió a la superfície, como si alguien te lo estampara en toda la cara. Estaba cansada y con cierta ansiedad. "A ver si ahora me voy a tener que chutar una valeriana para compensar...tiene narices": pensé. Llegué a la ducha a rastras y me duché. Finalmente, me dejé caer sobre la cama, como alguien que ya se abandona a sí mismo, y dormí como un tronco. Esta mañana, al levantarme, me miré al espejo y tenía unas ojeras de campeonato, jejeje, menuda cara, parecía que me habían pegado una paliza....Rayos de café!!!

    ResponderEliminar
  2. !El café es mi pasión! En el mundo existen mas de 50 millones de familias, ubicadas en el Tropico, cuyos ingreso monetarios, depende, exclusivamente, del precio de este cultivo. Muchos países basan su economía en las divisas generadas por la comercialización internacional de su café. Imnumerables caserios, pueblos y ciudades dependen del movimiento económico generado por la caficultura. Es un cultivo ecológico y conservasionista implementado en las nacientes de aguas dulces, Parques Nacionales y Zonas de Protección Especial,en una era donde se vaticina que las próximas guerras serán por la posesión del vital líquido, sus raices protegen a los suelos de la sedimentación y la escorrentía y sus ramajes los protegen del impacto de las aguas de lluvia o de la inclemensia evaporadora del sol. De sus desechos, como lo es la pulpa de la cereza, se pueden elaborar alimentos para animales; del mucilago generado en el proceso de obtención de calidades de café, se producen peptinas; necesarias para la elaboración de alimentos, por ejemplo en mermeladas. El café es un vaso dilatador y es utilizado en enfermedades respiratorias, cerebro vasculares, cardio vasculares, bronquiales, contra la diabetes, el cáncer de colon, contra el Mal de Parkinson, contra el Alzheimer, etc. y hasta la borra del café es utilizado por los campecinos como anticoagulante; se han efectuado experimentos donde se utiliza la borra del café contra el Dengue, vertiendo la borra en los estanques, "presuntamente", se corta el ciclo reproductor del zancudo. La historia cuenta que, fue en El Café de Propcopio, en Paris, donde se fraguó la Revolución Francesa. ¿Cuántos conflictos armados y/o guerras se habrán planificado frente una taza de café? ¿Ha cuántos estudiantes habrá acompañado el café durante sus desvelos, en la busqueda de conocimientos? ¿Ha cuántos deportistas le habrá servido como estimulante? ¿Cuántos conductores de autos y camiones habrán podido llegar a su destino gracias a una humeante taza de café? ¿Cuántas amistades se habrán consolidado con una taza de café de por medio? y más aún ¿Cuántas tazas de café habrán sido testigos de torridos romances y/o solicitudes de matrimonio? A pesar de esto y mucho más, los productores de café son exterminados por los precios que son impuestos al producto de su trabajo e inversión.En Venezuela, tenemos más de once (11) años trabajando a perdidas, por tanto, les invitamos a vistar la página: http://cafearomaalibertad.blogspot.com Gracias...

    ResponderEliminar
  3. Silvia:

    Sí mi amor, es normal, porque tú no tienes la experiencia cafetalera que yo tengo. El café prácticamente forma parte de mis genes, jejeje!

    ResponderEliminar
  4. Maximiliano:

    Muchas gracias por tu super comment, es todo un tratado sobre el café. :)

    ResponderEliminar

Los comentarios están siendo felizmente moderados.