sábado, 5 de marzo de 2011

Monólogo de Jean Claude Van Damme.

La mejor parte de JCVD, película semi-autobiográfica de Jean Claude Van Damme. Este fragmento es la esencia de la película. Una breve pero cruda recapitulación de su vida en la que narra cómo la voracidad del mundillo artístico lo rebasó; cómo su propio sueño lo esclavizó y cómo a pesar del éxito, se siente vacío. Me parece admirable su discurso. Hay que tener mucho temple para sincerarse como lo hizo él aquí y más tratándose de alguien que siempre pretendió aparentar grandeza.

Aunque este discurso aún contiene elementos de ficción, plantarse frente a la cámara y exponerse así, sin miramientos, requiere un valor que creo pocos tienen.



"...Este filme es para mí.

Aquí estamos, tú y yo. ¿Por qué lo hiciste? O, ¿por qué lo hice? Hiciste mi sueño realidad, como te lo pedí. Te prometí algo a cambio y aún no te lo he dado. Tú ganaste y yo perdí. A menos... que el camino que me hayas puesto esté lleno de obstáculos cuya respuesta se encuentra antes de la pregunta. Sí, ahora me doy cuenta. Ahora sé por qué. Es la cura para lo que he visto aquí. Todo tiene sentido. Lo tiene para aquellos que lo entiendan.

Así que... América, la pobreza, robar para comer... asediando productores, actores, "estrellas de cine", asistiendo a clubes esperando ver alguna estrella, con mis fotos y revistas de karate. Sólo eso tenía. No hablaba inglés. Pero por 20 años practiqué karate. Porque antes no era así. Este... este soy yo ahora. Solía ser pequeño y enjuto. Y adopté el karate. Y por el Dojo, por el respeto, debes creer a la gente que dice '¡Oss!' Es el código del Samurai. Es honor, no mentiras. Pero esta gente en los E.U. no es igual. Nadie te dice 'Oss'. Algunas veces, la gente en el show business dice 'vamos a fastidiarlo'. Creía en la gente, en el Dojo.

Fui afortunado y tuve muchas esposas. Siempre he creido en el amor. Es difícil para una mujer con tres niños preguntarse, '¿a cuál amo más?' Una madre... si tú tienes 5, 6, 7 o 10 esposas en la vida, cada una tenía algo especial, pero eso a nadie le importa en los llamados medios.

¿Y qué hay sobre las drogas? Cuando lo tienes todo y viajas por el mundo, cuando has estado en cada hotel, eres la prima donna del penthouse. Y en todos los hoteles alrededor del mundo, viajando, deseas algo más. Y por causa de una mujer... bueno, a causa del amor, probé un poco y quedé enganchado. Van Damme, la bestia, el tigre enjaulado, el hombre 'Bloodsport', quedó enganchado. Estaba física y mentalmente arruinado. Hasta el punto en que lo dejé. Salí de ahí. Pero... todo está ahí. Está todo ahí. Fue realmente duro.

Ví gente que se encontraba peor que yo. Pasé de ser pobre a rico y pensé, ¿por qué no pueden todos tener lo que yo, por qué los privilegios? Soy sólo un tipo común. Me pone mal ver gente... que no tiene lo que yo he tenido. Sabiendo que también ellos tienen cualidades. ¡Muchas más que yo! No es mi culpa si llegué a ser una estrella. Rogué por ello, realmente creí en ello.

Cuando tienes 13, crees en tu sueño. Bien, se me hizo realidad. Pero a la fecha me pregunto qué he hecho en este planeta. ¡Nada, no he hecho nada! Y quizá muera en esta oficina postal, esperando volver a empezar aquí en Bélgica, en mi patria, donde están mis raices. Comenzar de nuevo y recuperar mi salud, levantarme otra vez. Y realmente espero... que nadie apriete un gatillo en esta oficina postal... es tan estúpido asesinar personas. ¡Son tan hermosas! Así que hoy, le imploro a Dios.

Realmente creo que no es un filme. Es la vida real. He visto tantas cosas. Nací en Bélgica, pero soy ciudadano del mundo. He viajado mucho. Me es difícil juzgar a la gente y es difícil para ella... no juzgarme. Es muy fácil señalarme.

Sí... algo así..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están siendo felizmente moderados.