martes, 11 de junio de 2013

La soberbia del dogma.

No deja de sorprenderme la falta de aplomo que revelan las personas tituladas cuando un viejo autodidacta las confronta. Se turban, se contrarían, se enojan. Simplemente no soportan ser nivelados o rebasados por él.

Gran error salvaguardar la propia estima tras escudo tan frágil como un título universitario. No le resto mérito a las sacrificadas noches de desvelo en obtenerlo. Pero solo tiene valor si hay una mente pensante que lo sustente.

"¡Pobres insensatos! Porque vosotros sois pequeños, juzgáis todo según vuestra propia pequeñez". 
"Werther", de Goethe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están siendo felizmente moderados.