viernes, 1 de enero de 2010

Primer entrada: mi retorno al universo bloguero.

Después de expresarme y desahogarme en 2 singulares blogs, sentí que era suficiente y ya no tenía motivos para publicar. Lo había dicho todo y me sentía satisfecho con eso. "Ahí quedan mis blogs como legado", pensé. Pero creo que no he sido justo conmigo. Esos blogs tienden al pesimismo y no me hacen justicia, lo cual me incomoda un poco.

Así que decidí volver y me pareció buena idea comenzar este día. Nueva década, nuevo año, nuevo blog y espero que nuevas inquietudes. En este blog pretendo ser más equitativo que en mis blogs anteriores y escribir sobre aquello que sea de mi interés, cualquier cosa, a manera de diario personal, del cual no se sabe qué esperar porque podría tocar cualquier tema. La magnitud de la blogósfera me otorga seguridad, pero esto ya no me importa mucho. Ahora sé que uno puede expresarse como le nazca y de lo que sea, aunque procuraré no abusar de esta libertad, sin coartar mi derecho a exteriorizar lo que me disgusta o me hace "corto circuito".

Habiéndome explicado vagamente la finalidad de este nuevo blog, me doy la bienvenida, la cual extiendo a quien casualmente de con él.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están siendo felizmente moderados.